Venezuela:
Las elecciones son un engaño
¡Viva la lucha independiente de clase!




«La Comuna – escribió Marx – no había de ser una corporación parlamentaria, sino una corporación de trabajo, ejecutiva y legislativa al mismo tiempo (...) En vez de decidir una vez cada tres o seis años qué miembros de la clase dominante han de representar y aplastar (verund zertreten) al pueblo en el Parlamento, el sufragio universal había de servir al pueblo, organizado en comunas, para encontrar obreros, inspectores y contables con destino a su empresa, de igual modo que el sufragio individual sirve a cualquier patrono para el mismo fin».

Este párrafo de Marx a propósito de la Comuna de París, citado por Lenin en su libro «El Estado y la Revolución», muestra ya – en una época en que los dirigentes proletarios todavía podían participar positivamente en las elecciones y parlamentos burgueses – la naturaleza real de las instituciones burguesas, entre ellas, el voto cada cierto número de años para siempre obtener los mismos resultados.

Hoy, 150 años después de la Comuna de París, lo que ya Marx veía con desconfianza, hoy no es más que una mundial bazofia política ultraoportunista. Incluso, en los años 1920, para Lenin y Trotsky la táctica de participación en las elecciones y parlamentos burgueses siempre fue secundaria... Pero verifiquemos en los hechos la sentencia de Marx:

Hoy, los dirigentes chavistas, como todos los oportunistas de ayer y de hoy, consideran las elecciones y el parlamento constituyente – de los futuros verdugos del proletariado – como la quintaesencia de la actividad política de las masas dirigidas y controladas por el aparato de gobierno. Pero ¿qué ha traído de bueno la elección de Maduro o la de una Asamblea Nacional Constituyente, o la de nuevos gobernadores? ¿Las cosas se han mejorado? Al contrario, ¡se han deteriorado notablemente! Al mismo tiempo los capitalistas explotadores, sobre todo aquellos ligados al chavismo (1), se han enriquecido por diversas vías (2). Las cifras que colocamos más abajo indican claramente las consecuencias directas e indirectas de tales procesos electorales y parlamentarios, pero en los que todavía los proletarios siguen participando masivamente; por ello no es casual que el chavismo posea una gigantesca maquinaria electoral de guerra, con la cual usa y abusa del mecanismo democrático.

Uno de los «milagros» que se producen durante el acto eleccionario es la «desaparición de las clases sociales», sustituidas por, o reducidas a, ¡una mayoría y una minoría! ¡Allí el voto del asalariado tiene el mismo peso en las urnas que el voto del millonario! Pero este «milagro» de la democracia, como todos los milagros, es un espejismo. En realidad, el peso político del burgués no tiene absolutamente nada que ver con el de un desempleado, ya que el primero pertenece a la clase dominante y el otro a la clase dominada o explotada, la prueba es que las principales decisiones políticas y administrativas, ¡los dirigentes burgueses del chavismo no las han tomado de ningún parlamento constituyente!

Estas «relaciones de clase» no pueden ser cambiadas con una tarjeta de votar, y no pueden cambiar sino por la fuerza; es decir, por medio de la revolución violenta que derrumbe el poder de la clase dominante, destrozando el Estado, e instaurando la dictadura del proletariado en el lugar en que fue erigida la dictadura de la burguesía que se disfraza detrás del espejismo de la democracia.



Oposiciones

La actitud de la oposición burguesa al chavismo se divide en cuanto a los métodos para sacar el gobierno: por la vía electoral, cuyo candidato sería un tránsfuga del chavismo, el voluble Henry Falcón, o por la vía conspirativa, cuyo jefe sería Julio Borges que pide la intervención militar norteamericana para arreglar los entuertos de la política local. A decir verdad, lo que en sustancia la diferencia con el oficialismo es que este último, junto a las «oposiciones» de izquierda apoyan una mayor intervención del Estado en la economía, ymientras que la oposición derechista propone dejar que «la mano invisible del mercado» resuelva los desequilibrios, pero todas en función del capitalismo, o en la medida en que las tasas de beneficios de los burgueses nacionales y extranjeros no mermen.

Según los sondeos de opinión (3), la influencia política de Maduro es cero, todos afirman el creciente pedido de que se vaya. Sin embargo las cosas no son tan sencillas, pues se trata de que Maduro tiene un partido que todavía tiene una enorme influencia no obstante su impopularidad.



LA IZQUIERDA CONTRA MADURO

La «oposición de izquierda» está compuesta por diversos grupos o tendencias de izquierda, trotskistas en su mayoría, que se puede llamar la izquierda del chavismo, chavismo de izquierda, o chavistas antimaduristas, las cuales no atemorizan a nadie, y su influencia es razonablemente pequeña, su fracción más organizada la encontramos en el partido trotskista morenista Marea Socialista, cuyo objetivo politico-electoral sería el de una mayor democracia genérica tanto en el Psuv, como en los órganos de masas, y reclamando soberanía a un gobierno «antiimperialista» que desarrolla leyes de «protección a la inversión extranjera». Reclaman pues una patria socialista, la defensa del sector público de la economía (tanto o más explotador que el sector privado), la soberanía sobre los recursos naturales, en resumen, un programa patriótico y capitalista. Pero no obstante su denuncia de que el proceso electoral «está viciado», llaman a la participación ciudadana (4) ya que la votacion es un derecho y «un derecho se defiende ejerciéndolo».

También está la Plataforma del Pueblo en Lucha y del Chavismo Crítico conformada por partidos, movimientos, sindicatos, colectivos y otras organizaciones izquierdistas chavistas y no chavistas contrarias al Gobierno de Nicolás Maduro.

Oposición de Izquierda en Lucha, que es la última iniciativa tomada por los militantes del PSL, propone una «Coordinadora Nacional de Trabajadores y Pueblo en Lucha». Uno de sus dirigentes, Miguel Hernández, afirma que «El pueblo venezolano intuye que se prepara un nuevo fraude [?], como fue con la Constituyente y con las elecciones municipales y regionales y lo que pesa en su vida cotidiana, es la dificultad para llevar el alimento a sus hijos» (5). En pocas palabras, llaman al pueblo trabajador a luchar unitariamente y a boicotear las elecciones; muy bien, pero denunciar como un «fraude» las elecciones burguesas, ¡es esperar que algun día sean honestas! ¡De manera que el PSL no abandonaría el exquisito campo electoral, si no fuese por la inmoralidad chavista!



Cuadro en que se dan las elecciones nacionales

Estas elecciones se dan en un cuadro horroroso desde el punto de vista socio-económico: en el periodo con Maduro en el mando, la economía se contrajo brutalmente; según cifras del BCV (Banco Central de Venezuela), Venezuela sufrió una caída de su producción de -33,4%,  otros investigadores la colocan en un 50% «superior a la sufrida en Alemania [en 4 años de guerra, y bajo bombardeo permanente]», es decir, una caída superior a la sufrida por un país que en la guerra asiste a la destrucción de la mitad de sus instalaciones productivas» (6). Si la inflación en 2017 fue de un 700% a mitad de año y de un 2000% al final, para 2018 el FMI calcula su aumento hasta de un 13.OOO%. La capacidad de compra del Estado venezolano no llega a 10 mil millones de dólares/divisas, cuando tenía un fondo de 80 MM en 2012! Las consecuencias están a la vista y se pueden resumir con que el salario real actualmente no llega a 10$ mensuales a taza oficial, y menos de 3$ con el dólar paralelo. Un estudio de la Universidad Simón Bolívar (USB) muestra que un total de 2 millones 500 mil venezolanos salieron del país durante el 2017. Las cifras pueden ser exageradas, y el gobierno capitalista chavista las desmiente (7), pero el fenómeno, inédito en Venezuela, de la migración en masa de trabajadores venezolanos es bien real...

El origen de esta situación, la esencia de todo esto, ha sido una gigantesca ineficiencia en el tema de AHORRAR (8) como las hormiguitas, en vez de cantar como las chicharras, para cuando vengan los tiempos duros o de bajas del precio del crudo. Aunado a esta incapacidad «cultural», está la enorme presión de las finanzas internacionales para que los paises productores de materias primas se endeuden hasta los tuétanos en períodos de alza... Y esto es bien conocido en Venezuela, desde aquel lejano «viernes negro» de 1982, cuando la fuga de divisas se había convertido en hemorragia. Ni siquiera el aumento de los precios del crudo venezolano que goza actualmente, puede hacer nada para salvar de la hecatombe social y económica al país petrolero.



 ¿Qué respuesta dar, qué hacer?

La respuesta que hace falta debe venir de la clase obrera, que todavía piensa que la expresa votando en las elecciones presidenciales, estatales, etc. Lo que sucede es que los proletarios, en tanto que clase y no individuos tomados uno a uno, no pueden dar ninguna respuesta eficaz por medio de elecciones, ya que en estas su fuerza colectiva desaparece en el cubículo donde va a depositar su voto, es decir su fuerza colectiva desaparece para dejar la plaza a individuos aislados, que individualmente (además colocados en el terreno falso del electoralismo establecido por la burguesía), no tienen ninguna fuerza. Los proletarios como clase no pueden expresar sus respuestas más que en la lucha colectiva, la lucha de clase contra los capitalistas y su Estado.

Pero esta respuesta colectiva, general, tarda en llegar, y no es casual. El movimiento chavista supo acaparar y atraer hacia sus filas, incluso antes de la existencia del chavismo como partido PSUV, a gruesas capas del proletariado y de sus vanguardias, tal como hizo Miterrand en los años 80'  del siglo pasado a caballo de las últimas vibraciones de las ondas del 68' francés, que compró todas las conciencias proletarias mas avanzadas, prometiendo carreras y puestos a las cabezas más calientes de la época. En Venezuela, el Sr Chávez lo hizo contando con los ingentes recursos que, a partir del alza mundial del precio del petróleo, cayeron sobre Venezuela; el clientelismo fue y es el motor de todas las políticas creadas por el gobierno chavista-madurista. Un «socialismo» que reposa en los aumentos extraordinarios del petróleo, que significan el 95% de las entradas de divisas al país. Por esta razón y otras, la tarea será dura en la lucha de los proletarios por su unidad y luchas independientes y de clase. Visto desde el presente es muy cuesta arriba, pero lo único realista es la lucha independiente y de clase y la constitución del partido revolucionario de la clase proletaria.





(1) Un bloque de burgueses y pequeño-burgueses nacionalistas que apoyan a Maduro con una estrategia diferente a la promovida por la MUD, principal grupo opositor. Veamos de que se trata: «Las cuentas que poseen ahora los multimillonarios venezolanos exceden en más de 10 veces todo lo que la nación atesora como Reservas Internacionales. Es evidente, que si de transición al socialismo se tratara, las cuentas en dólares de los venezolanos en el extranjero no deberían crecer en esa magnitud, máxime que son las empresas estatales las que generan el 97 por ciento del ingreso de divisas al país (2013). La totalidad de las exportaciones privadas, en estos 10 años de control de cambio y de transición al socialismo, apenas alcanzaría a acumular alrededor de 30 mil millones de dólares, partiendo del supuesto negado, que los empresarios tuvieran el poder para reinvertir el 100 por ciento de su ingreso por exportaciones». M. Sutherland, Crítica a la política económica del «socialismo del siglo XXI».
(2) Las vías de enriquecimiento y acumulación originaria son diversas, tales como corrupción, bachaqueo, contrabando de extracción, gasolina y hasta bolívares devaluados (¡!), fuga de divisas, compras sobrefacturadas o inexistentes, etc. Las declaraciones del economista venezolano ya citado son elocuentes: «Apenas en diez años (2000-2010) la fuga de capitales en Venezuela fue equivalente al 43 por ciento del PIB del año 2010. En ese periodo la fuga de capitales fue 42 veces más alta que en Colombia y 10 veces más alta (en términos del PIB) que la de Brasil. Más aún, la exportación y privatización de capitales en Venezuela fue más alta que la de 30 países (sumados) en América, un verdadero record de una burguesía que no hace más que depauperar a la clase obrera de nuestra nación y un gobierno que se ve a sí mismo como incapaz de detener una situación tan desesperante». (Ibidem)
(3) «De acuerdo con el estudio (...) 58,4% de los consultados cree que la gestión de Nicolás Maduro es "pésima", 16,6% piensa que es "mala" y 4,3%, que va de "regular hacia mala" (Cfr. »http://www.el-nacional.com/noticias/politica/encuesta-asegura-que-1200-venezolanos-quieren-cambio-gobierno_222781
(4) Cfr. Entrevista a Gonzalo Gómez de Marea Socialista de Venezuela.  https://www.youtube.com/watch?time_continue=726&v=ZYVSxhKbAcI
(5) Cfr. http://laclase.info/content/video-estamos-proponiendo-una-coordinadora-nacional-de-trabajadores-y-pueblo-en-lucha-miguel-angel-hernandez/)
(6) Manuel Sutherland, conferencia (Cfr. https://www.youtube.com/watch?v=ZinAm-xLM3c)
(7) La Organización Internacional de las Migraciones (OIM) informó el pasado 4 de mayo que entre 2015 y 2017 el número de inmigrantes venezolanos en Latinoamérica pasó de 89.000 a 900.000 personas, lo que representa un incremento de más del 900 % (Cfr. EFE). Es evidente que las cifras varían, ya que muchos emigrantes lo hacen sin permiso de entrada y saliendo de Venezuela «por los caminos verdes», es decir, de manera clandestina; ahora, lo verdaderamente repugnante son las razones que da, por ejemplo, el vice-presidente de la ANC, y uno de los principales dirigentes chavistas: «No es por culpa de la revolución, es una campaña que ha convertido en zombi a una cantidad de gente, y familias se han despedazado por una gran campaña (...) que busca destruir el autoestima del venezolano» (...)  «Vénganse para Venezuela, esas familias, vénganse para Venezuela, jamás van a estar mejor en ninguna otra parte del mundo que aquí en Venezuela». Bueno, la propaganda oficial mejora su transparencia, admitiendo a regañadientes la existencia de migración masiva... ¡pero explicada a los idiotas!
(8) «Con un ahorro de apenas 20 % de las exportaciones ...se multiplicaron por casi 4 veces en el período 2003 a 2012, se pudo haber ahorrado más de 170 mil millones de dólares, lo que equivale a más de 15 veces la totalidad de las exiguas reservas internacionales (2016) del país. Esta fabulosa cantidad es igual a 12 años de importaciones, tomando en cuenta las importaciones del año 2003 (el primer año del control de cambio). Si consideramos que el incremento neto de las exportaciones llegó a ser de 257 %, es plausible imaginar que se pudo ahorrar el 40 % de las exportaciones con un poco de disciplina». (Cfr. La caída del salario y la producción en Venezuela: pobreza y derroche rentístico, M. Sutherland).


Partido Comunista Internacional (El Proletario)
17 de mayo de 2018
www.pcint.org


[recibimos y publicamos]















Alto a la masacre del pueblo Palestino! ¡Repudiemos a Trump
 y al estado genocida de Israel!


El ejército sionista de Israel reprimió criminalmente lo que se conoce como la Gran Marcha del Retorno 
que es una manifestación pacífica del pueblo palestino, en la Franja de Gaza. El mundo repudia la 
masacre que ya lleva más de 60 muertos, entre ellos niños, y más de 2 mil heridos. El ejército Israel 
disparó y ametralló a miles de palestinos desarmados.
 Durante seis semanas hasta el Día de la Nakba (catástrofe en árabe), la fecha de la ocupación israelí 
en 1948, se vino organizando esta movilización palestina. Una marcha pacífica que repudia la 
provocativa instalación de la embajada yanqui en Jerusalén y que exige el derecho al retorno de todos aquellos 
refugiados que deseen regresar a sus hogares.
El martes 15 en todas las ciudades de Cisjordania, en el este de la Palestina ocupada, y la Franja de 
Gaza están llevando a cabo una huelga general para denunciar el genocidio de Israel avalado por 
Trump y los EE.UU. En todo el mundo crece el repudio a esta nueva acción criminal del sionismo 
avalada por el imperialismo y Donald Trump. Hasta la Unión Europea se tuvo que pronunciar en 
contra de esa masacre, aunque no hayan  movido un dedo para evitarla.
Desde la UIT-CI nos sumamos al repudio internacional y llamamos a realizar acciones unitarias 
de repudio a estos crímenes de estado sionista y racista de Israel. Que los gobiernos del mundo 
rompan relaciones con Israel.
¡Alto a la masacre en Gaza!! Basta de represión criminal al pueblo palestino!
¡Libertad a todos los presos palestinos! ¡Basta del estado de Apartheid de Israel! Solo con un Estado 
único, laico, democrático y no racista en Palestina podrá haber paz en la región. ¡Fuera el imperialismo
de Palestina y todo Medio Oriente!
¡Apoyo incondicional a la resistencia del pueblo palestino!

Unidad Internacional de los Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI) 
15 de mayo



VALLADOLID con el pueblo palestino (información sobre concentración): 



MANIFIESTO DÍA DE LA NAKBA
La masacre contra la población palestina de la franja de Gaza es el último eslabón de una cadena de masacres que comenzaron hace más de un siglo, masacres que se enmarcan en un plan genocida y de limpieza étnica contra el pueblo palestino. No es una afirmación gratuita sino el resultado de un análisis objetivo de este conflicto que comenzó con la creación del movimiento sionista a finales del siglo XIX. Este movimiento se basaba en dos falsas premisas: un pueblo sin tierra para una tierra sin pueblo, y convertir una religión en una nacionalidad. Algo tan disparatado como decir que todos los musulmanes son árabes o todos los católicos son españoles. Este disparate fue posible gracias a los medios económicos de los acaudalados judíos y la coincidencia de intereses entre las potencias coloniales occidentales de entonces, sobre todo Inglaterra.
Pero el hecho de que el papel de Gran Bretaña haya sido nefasto en la tragedia palestina, no debe ocultar la responsabilidad del movimiento sionista que, desde su primer Congreso en Basilea en 1897, decidió establecer un Estado Judío en Palestina, lo que significaba clara y rotundamente la " des-arabización" del territorio palestino. O dicho de otro modo “la invisibilidad de su pueblo" para permitir su " judaización".
En noviembre de 1947, a raíz de los horrores de la Segunda Guerra Mundial y el genocidio nazi de los judíos de Europa, la recién creada Organización de las  Naciones Unidas aprobó un plan para particionar el Mandato de Palestina en un estado judío y otro árabe. Se asignaba aproximadamente el 55% de los terrenos a la propuesta de estado judío, aunque los judíos sionistas poseían sólo el 7% de la tierra privada en Palestina y representaban sólo alrededor del 33% de la población, un gran porcentaje de los cuales eran inmigrantes recientes de Europa. El estado árabe palestino se iba a crear en el 42% del Mandato de Palestina, con Jerusalén convirtiéndose en una ciudad internacional.
El 14 de mayo de 1948 se creaba el estado de Israel y un día después, los palestinos comenzaban la huida en masa de sus hogares ante la llegada de grupos de sionistas armados. Ese día comenzaba la Nakba, la catástrofe del pueblo palestino que 70 años después sigue disperso en el exilio, esperando el derecho al retorno reconocido por la ONU en la resolución 194.
La Nakba no fue un resultado involuntario de la guerra. Fue un acto deliberado y sistemático necesario para la creación de un estado de mayoría judía en la Palestina histórica, que era mayoritariamente árabe antes de 1948. Internamente, los líderes judíos sionistas utilizan el eufemismo "transferencia" cuando se habla de estos planes, pero hoy son calificados como "limpieza étnica". Las últimas masacres de Gaza se enmarcan en este contexto. EEUU y el resto de los países occidentales, no solo conocen muy bien estos planes sionistas, sino que les prestan el apoyo político, económico y militar necesario, lo que permite a Israel incumplir todas las resoluciones de las Naciones Unidad, sin que sea amonestado ni sancionado, de modo que Israel puede actuar con total impunidad.
Para Ben-Gurion, primer ministro de Israel, el plan era garantizar que los palestinos nunca regresaran a sus hogares. "Los viejos morirán y los jóvenes olvidarán" decía, pero hoy, 70 años después, el dolor del desarraigo sigue vivo entre lxs refugiadxs palestinxs. Si hay algo que Israel no ha conseguido es expropiar al pueblo palestino de su dignidad, su capacidad para resistir y transmitir la esperanza contagiosa de luchar por una causa justa.
Por eso, la llamada de la sociedad civil palestina al BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones contra Israel), es más necesaria que nunca.
En el Estado Español decenas de ayuntamientos se han sumado a la llamada al BDS y han aprobado mociones que señalan las violaciones sistemáticas de la legislación internacional y los derechos humanos por parte de Israel hacia el pueblo palestino. Pero Israel emplea toda su maquinaria contra aquellos que defendemos la causa Palestina empleando millones de euros para combatir el BDS. La mayor parte del dinero se dedica a recabar información sobre el BDS y sus líderes, y a sabotear y desprestigiar sus actividades. Tan sólo en esta semana han llegado 8 nuevas demandas. La mayoría a pueblos pequeños y con escasos o nulos recursos para defenderlas, tanto técnicos como humanos y financieros.
Ya está bien del lavado de cara que pretenden hacer a través de Eurovisión, el Giro u otros movimientos culturales y sociales. No miremos para otro lado mientras Israel sigue masacrando al pueblo palestino.
Desde la Plataforma Solidaria con Palestina pedimos a nuestros representantes políticos que se posicionen del lado del Derecho Internacional y, como titulares de obligaciones, les apelamos a reiterar su llamamiento a respetar y hacer respetar el Convenio de Ginebra y activen los mecanismos necesarios para que Israel rinda cuentas.
Seguiremos apoyando la Causa, para que un día los millones de refugiadxs palestinxs puedan regresar a su hogar.
Viva Palestina Libre.




En memoria de Flora Sanhueza Rebolledo
“NI DIOS NI PATRÓN NI MARIDO”… 
X victoria aldunate morales, 
activista lesbiana feminista, escritora y terapeuta






“Ni Dios, ni patrón ni marido”, fue la consigna de “La voz de la mujer”, periódico del otro lado 
de la cordillera (Argentina 1896), anarco-feminista, a fines de siglo XIX.
Tres décadas más tarde, en la Guerra Civil Española (Europa 1936-39), sublevadas y todo
 Mujeres Libres actuaron de manera separatista en cuanto a su periódico -del mismo nombre- 
en el que sólo recibieron y publicaron artículos de mujeres. Ellas, como 25 años antes lo habían 
hecho las obreras anarquistas feministas de Santiago y Valparaíso (Chile 1905), proponían 
derrotar “el privilegio del sexo macho que convirtió a la mitad del género humano en seres 
autónomos y a la otra mitad en seres esclavos (1)”.


Las obreras feministas del Cono Sur de Nuestramerica y las anarquistas guerrilleras contra 
el fascismo en Europa, estaban tan convencidas de la necesidad de conciencia proletaria 
como de la inevitable conciencia de ser mujeres explotadas doblemente: por pobres y 
por ser objeto de la dominación sexual masculina.  
No estaban emulando-copiando a los hombres, si no elaborando en la base de sus vivencias, 
su propuesta política anticapitalista.
No renunciar a la clase para actuar de manera feminista, no quiere decir que este feminismo 
se construya como un trasvasije de ideas masculinas, como observan algunas historiadoras 
y observadoras feministas para interpretar la memoria.


Tener conciencia de clase no solo no niega la conciencia política de género, sino que es parte 
de una integralidad que profundiza la destrucción del patriarcado. Y sí puede pasar (y pasa) 
al revés: Ser feminista sin conciencia de clase (o raza y territorio), puede reforzar, apuntalar 
y lavarle la cara al capital dándole la oportunidad de posar “renovado” (como sucede actualmente).
Clase, género y territorio no es un juego de palabras, es vivencias, memoria y elección de 
estrategias que marcan actuaciones políticas.      



Ni retaguardias
Flora Sanhueza fue una de las primeras activistas que trabajó en propuestas de 
Educación Libertaria en este territorio, anarquista, guerrillera contra el franquismo, 
sobreviviente de la Guerra Civil Española, presa de los campos de concentración nazi 
en Francia; partidaria de la acción directa y “expropiadora”, según relata su hijo Héctor 
Pavelic Sanhueza (2). Asumía la lucha armada como la asumen tantas que no eligen ser 
pacifistas en medio de la violencia de clase, raza y género, pero así mismo desarrollaba 
educación libertaria y aunque no es denominada –ni autodenominada- feminista, fundó 
el Ateneo y Escuela Libertaria “Louise Michel”, con mujeres tejedoras de redes en Iquique, 
en 1947. Lo hizo exponiéndose ella y sus compañeras a la persecución de Gabriel González 
Videla y luego de Ibañez del Campo, y desarrollando su actuación política en clandestinidad.


Nació en 1911 y llegó a los 7 años desde España a Iquique con su madre y padre (libertarios 
y exiliados). A los 23 años (en 1935) volvió a España para unirse a la guerrilla republicana y 
contra Francisco Franco. Fue parte de la columna de Durruti donde al parecer estuvo con las 
mujeres que se resistieron a la retaguardia, a pesar de un anarquismo republicano macho,  
cuya consigna era: “Los hombres al frente, las mujeres a la retaguardia”.


Ni feminidad
Cuando volvió a Chile en el año 48, puede que la rabia y la tristeza de la derrota y la prisión 
política la movilizaran a organizar comités solidarios con las y los perseguidos por el franquismo
y también a forjar un ateneo libertario en tiempos difíciles para las luchas revolucionarias.
En 1946 había ganado el gobierno de Gabriel González Videla apoyado por los liberales y el 
Partido  Comunista, sin embargo este presidente se torna en dictador, traiciona a la militancia 
de izquierda colocando al PC fuera de la ley, y envía a militantes comunistas y socialistas a 
campos de concentración donde son sometidos a torturas. También limita el actuar de los 
sindicatos y persigue a sus líderes.
No obstante todo esto, el ateneo libertario se desarrolla y dura unos diez años, hasta 1957, 
el año en que comienza el fin de otro gobierno de la misma calaña, el segundo gobierno del 
ex dictador Carlos Ibañez del Campo, un militar ex juntista, elegido en gran medida por el 
voto liberal del “Partido Femenino”, cuya presidenta María de la Cruz, había sido su generalísima 
de campaña… Porque partido no es revolución, ni femenino significa  feminista.


Ni partidos
1957, el último año del ateneo en Iquique, se libraba también en la capital la Batalla de Santiago. 
Sindicatos, estudiantes, partidos (el Frente de Acción Popular) se movilizaron en la ciudad por 
aumentos de salarios y otras demandas. Hubo miles de manifestantes en las calles, gente herida 
y personas muertas.
Relatan historiadores e historiadoras chilenas que a partir de este hito, los partidos de izquierda
habrían iniciado una política más bien confrontacional, luego de haber tenido una acción
“conciliadora”. Muy conciliadora: En las décadas anteriores, los años 30 y 40, estos mismos 
partidos y movimientos parecieron institucionalizar el movimiento obrero, aplacando su 
anarquismo de fines del siglo XIX y de los primeros 20 años del siglo XX. De hecho el 
Partido Obrero Socialista (POS) de inspiración anarco-comunista en sus inicios, fundado por 
Recabarren y Teresa Flores -entre otros y otras-, pasa a ser en 1922 el Partido Comunista (PC).
Las Sociedades de Socorros Mutuos les van ganando terreno a las Sociedades de Resistencia, 
a las mancomunales, a las federaciones proletarias, a las asociaciones de obreras, a sus 
sociedades de librepensadoras, y van naciendo los sindicatos.
El Estado construido por una clase criolla al servicio de los intereses ingleses del salitre y 
más tarde al servicio de los intereses norteamericanos del cobre, hace lo suyo de la mano 
del dictador Ibañez del Campo (cuya campaña años más tarde es hecha por el Partido Femenino).
En 1927 el decreto  Nº 7912 aprueba la burocracia que segrega lo social en ministerios: 
del Interior, de Relaciones Exteriores, de Educación Pública, de Justicia, de Guerra, de Marina, 
de Fomento, de Bienestar Social... Carlos Ibáñez pasa de ministro de Guerra (1925) a ministro 
del Interior (1927), y finalmente se proclama “único” candidato presidencial: obviamente gana.
En su segundo mandato, a fines de los años 50, los partidos y movimientos izquierdistas 
parecen radicalizarse –otra vez-, se afianza el Frente Popular y comienza a fraguarse la 
Unidad Popular que gobierna más adelante (1970), pero finalmente es derrotada por una 
Dictadura auspiciada por imperialismo norteamericano. En Dictadura, Flora Sanhueza Rebolledo 
que no había cesado nunca en su lucha, es arrestada a sus más de 60 años junto con su hijo, 
torturados ambos. Ella muere por efectos de la torturas el 18 de Septiembre de 1974.


Ni guerra ni División Sexual del Trabajo
En el ateneo libertado las mujeres “podían desarrollarse en lo cultural” y cuando toma el rumbo 
de Escuela Libertaria, también acoge a niñas y niños de las tejedoras: Fue el lugar “donde los 
hijos de estas mujeres aprendimos las primeras letras y esto fue la experiencia más hermosa 
que se haya gestado en este puerto histórico” (3), relata su hijo Héctor Pavelic Sanhueza.
El nombre del ateneo: “Louise Michel”, no fue elegido al azar. Se trata de una revolucionaria 
de la comuna de París (1871) que no proponía las ideas modernas y liberales de la Revolución 
Francesa, sobre “derecho y ciudadanía”. Sino ideas proletarias e insurreccionales. No era la 
supuestamente neutral consigna (sin clase, raza ni género) de “¡Libertad, Igualdad, Fraternidad!”, 
sino –entre otras- la consigna comunaria: “¡Ni un chico más para la guerra, ni una chica más 
para la prostitución!”.
Louise Michel fue parte de un movimiento que dijo No al estado y Sí a la comuna.
Son luchadoras que proponen la redistribución del trabajo entre mujeres y hombres sin división 
sexual, que confrontan los prejuicios masculinos contra las prostitutas. Las comuneras resisten 
junto con las prostitutas de París en el batallón de mujeres, el último batallón que resiste la 
matanza del ejército de Versalles. Cuando Louise Michel es apresada, es juzgada y exiliada a
la isla Nueva Caledonia y allá se une a la resistencia canaca contra el estado colonial francés (4).
Esa es la memoria elegida por Flora Sanhueza Rebolledo para el ateneo libertario entre 1947 y 1957.


Ni leyes ni Estado que anestesian
El movimiento obrero feminista en chile, sus centros de librepensadoras, habían  decaído cerca de 1918 (por eso la creación del ateneo Louise Michel y su sostenimiento a fines de los años 40, fue una hazaña de mujeres). Desde los años 20 se había fortalecido la burguesía criolla liberal y moderna en base a la apropiación del cobre, luego de la gran crisis del salitre. La aristocracia se termina comiendo su plata porque no produce como los nuevos industriales al servicio del imperialismo. Intelectuales, hijos rebeldes de la aristocracia y de la burguesía naciente, prescriben a los miserables un Estado que les defienda de la ambición de los ricos (5). Desde occidente se impone la idea de un estado interventor (6), especialmente por la necesidad europea de la reconstrucción luego de la Primera Guerra Mundial y la devastación fascista. En esta vorágine social criolla, surge entre otras mujeres destacadas, la intelectual feminista Martina Barros Borgoño que ya en 1872 había traducido el libro de John Stuart Mill (1869), “The Subjection of women” (“La esclavitud de la mujer”), causando revuelo en Santiago, entre quienes sabían leer y escribir en español. Pero tal vez su propuesta política feminista más importante vendría después, en el siglo 20, cuando da conferencias sobre el voto femenino. Desde 1917 -justo el año de la revolución proletaria rusa y de la marcha del pan desatada por las obreras rusas- ella comienza en Chile con sus conferencias sobre el “El Voto Femenino”, y plantea: “se ha dicho, y se repite mucho, que no estamos preparadas para esto... Sin preparación alguna se nos entrega al matrimonio para ser madres, que es el más grande de nuestros deberes, y para eso ni la iglesia, ni la ley, ni los padres, ni el marido, nos exigen otra cosa que la voluntad de aceptarlo…”. Martina expresa una realidad de mujeres con maridos, padres e Iglesia, muy distinta a la realidad de las obreras anarquistas que rechazaban la idea de Dios, el matrimonio y solían -por pobreza, cultura u opción- vivir en concubinato. Sobre todo, Martina Barros habla de un “voto femenino” que –claro está- es para las que accedieron a leer y escribir en español. Dicho y hecho, en 1931, el dictador Ibañez del Campo concede el voto municipal a las mujeres mayores de 25 años que sepan leer y escribir. Y en 1934, el derechista liberal Alessandri, en su segundo gobierno, reforma la Constitución Política de 1925, y en su artículo 19 entrega el “voto” a: Hombres extranjeros, mujeres chilenas mayores de 21, que sepan leer y escribir, y que residan más de cinco años en su comuna.


En Mayo de 1935 se funda el MEMCH, Movimiento Pro Emancipación de la Mujer Chilena, una 
de cuyas importantes líderes fue Elena Caffarena, la misma que en 1941 junto a Flor Heredia, 
ambas abogadas, presenta un Proyecto de Derechos de las mujeres al gobierno del Frente 
Popular de Pedro Aguirre Cerda (1938). Pero este gobierno, uno que por primera vez había 
derrotado a la oligarquía, no acogió el proyecto. En 1944, se organizó un congreso amplio 
de 200 organizaciones de mujeres y se creó la Federación Chilena de Instituciones Femeninas,  
cuya presidenta fue  Amanda Labarca. Esa organización exige cambios civiles y políticos: que 
se coloque a la mujer en la agenda pública del Estado.
Se construye un nuevo feminismo que –silencioso- disuelve el  anarquismo proletario feminista, 
ese de las librepensadoras de Belén de Sárraga, acérrima anticlerical y anarquista que vino a 
chile en 1913 por primera vez, a sumarle elementos a un feminismo obrero crítico y 
confrontacional que en este territorio había arrancado unos 15 años antes (a fines del siglo XIX).
Pero ahora el enfoque de agendas, derechos y ciudadanía, se arraigaba en este movimiento 
dejando atrás la propuesta libertaria, y comienza a parecer que el feminismo acá, es sólo aquel 
nacido desde la Revolución Francesa y no el propio, el parido por las obreras organizadas en
 todo el territorio en sociedades de resistencia de sólo mujeres, clubes anarquistas, grupos 
musicales, grupos de teatro obrero y periódicos feministas.
Y es que, como escribe en 1922, Aura en su columna “Liberación Femenina”: “En este 
movimiento, como ocurre en todas las cuestiones ideolójicas, hay diversas tendencias. 
Algunas mujeres, jeneralmente las burguesas y "aburguesadas", pretenden obtener derecho 
a voz y a voto… desean que la mujer intervenga en lo que llaman "política" y junto con ello 
obtener un mejoramiento económico, que les daría derechos a administrar libremente sus 
bienes. Por otro lado, el resto de las mujeres, deseamos también mejoras políticas, en el 
sentido a exijir se nos considere, como entidad integrante de un todo… deseamos mejoramiento 
económico; pero no pretendemos que ese mejoramiento quede encerrado dentro de una clase, 
ni dentro de las fronteras, sino que él se haga extensivo a todos los seres humanos que pueblan 
este planeta.”… “el problema de una clase, no puede ser solucionado satisfactoriamente, sino 
por la acción directa…; somos enemigas del parlamentarismo y de las leyes que de él resultan,
pues ellas son únicamente, el anestésico que adormece…” (periódico “Verba Roja”, 
Valparaíso-Santiago, Primera Quincena de octubre 1922, N° 43, pag 2) (7).

No era derechos ni ciudadanía los que proponen, es revolución social que no necesita de 
paradigmas liberales y capitalistas, y exige una redistribución del trabajo y el poder para 
destruir toda dominación: “Ni dios, ni patrón, ni marido” (8).


El feminismo libertario en el territorio se parió desde una memoria inevitable que opera 
con discursos o sin ellos, desde vivencias de clase y territoriales, con sentido políticos 
colectivos de autoliberación, autonomía y búsqueda de la felicidad humana. Es lo que forjó 
Flora Sanhueza Rebolledo en memoria de Louise Michel, una insurrecta sin patria.







NOTAS:
(1) En su periódico Mujeres Libres (1936), que dirigían Lucía Sánchez Saornil, Mercedes Comaposada y Amparo Poch, propusieron que la liberación de la humanidad tenía que enfocarse desde un triple ángulo: político-social, económico y sexual, “la igualdad económica y política, no solo de las clases, sino de los sexos”, que la desigualdad social provenía del “privilegio de la clase que fundó la civilización del parasitismo, de donde nació el monstruo de la guerra”. También denunciaron el matrimonio, para Amparo Poch, un “contrato y reglamentación de lo inealinable” (Amparo POCH y GASCÓN: “Antes de que te cases mira lo que haces”, Mujeres Libres, 7 de marzo de 1937 en “Las consignas de Mujeres Libres durante la Guerra Civil española Laura Sánchez Blanco Alexia Cachazo Vasallo”. http://gehtid.blogs.uv.es/files/2017/09/Las-consignas-de-Mujeres-Libres-durante-la-Guerra-Civil-espa%C3%B1ola.pdf
(2)  Gaspar García N. Leyla Morales M., “Historia de Vida Flora Sanhueza, su lucha social en Iquique 1942 – 1974”, Universidad ARCIS 2007, Archivo Chile. Historia Político Social – Movimiento Popular. http://www.archivochile.com/tesis/01_ths/01ths0005.pdf
(3) “La Mujer en la Lucha Social en Chile”, Héctor Pavelic Sanhueza, Centro de Estudios Miguel Enríquez, Archivo Chile Movimiento Político Social – Movimiento Popular.
(4) NIC MACLECLELL, COLECCIÓN “VIDAS REBELDES”. “Louise Michel”. Ed. Ocean Sur. Buenos Aires 2006.
(5) 1913, Folleto “Los pobres” de Valentín Letelier.
(6) El Tratado de Versalles establece la reconstrucción de Europa por los estados.
(7) “Mujeres y prensa anarquista en Chile, 1879-1931”. ADRIANA PALOMERA y ALEJANDRA PÍNTO, compiladoras. Ed. Espíritu Libertario, Santiago 2006.
(8) La Voz de la Mujer fue el primer periódico feminista y comunista anarquista en Buenos Aires, entre 1896 y 1897, y en 1899 en Rosario. El lema era: “Ni dios, ni patrón, ni marido” Lo dirigía Virginia Bolten, colaboradoras Teresa Marchisio, Pepita Gherra, María Calvia, Josefa Martínez.






OTRAS FUENTES USADAS:
  • “Memoria de las mujeres: espacios e instancias de participación- Prensa Feminista, Centros 
    anticlericales Belén de Sárraga y Teatro Obrero”, María José Correa, Licenciada en Historia, 
    Universidad de Chile -  Olga Ruiz, Alumna de Magister en Género y Estudios Culturales, 
    Universidad de Chile. https://cyberhumanitatis.uchile.cl/index.php/RCH/article/view/8886/873

  • “Labores propias de su sexo. Género, políticas y trabajo en Chile urbano  1900-1930”. 
    Elizabeth Q. Hutchinson. Traducción de Jacqueline Garreaud Spencer. Centro de Investigaciones 
    Diego Basrros Arana, Ed. LOM, Primera Ed. En Castellano, Santiago 2006.
  • “Cronología Comentada del Movimiento de Mujeres en Chile desde 1810 a 1995” Chile. 
    Luis Vitale, ex militante del MIR, participante de numerosos coordinadoras “de derechos 
    humanos” años 90, historiador chileno.
  • ROSSEAU, JEAN JACQUES. "Principio de la Educación de las mujeres", apartado LINDA, KELLY. 
    “Las mujeres de la revolución francesa”. Ed. B Argentina, Buenos Aires 2004.
  • UNIVERSITY OF ALABAMA PRESS. “La Virgen Roja”, Memorias. Ed University Of Alabama. Sydney 
    2007, Australia.
  • ARCHIVO INTERNET. “El Día de la Mujer”, Alexandra Kollontai, 1913. Ed. Marxists Internet Archive, 
    Mayo 2002.
  • LXXVII del libro V, titulado Sofía o la mujer, de la obra Emilio o de la Educación de J. J. Rousseau.
  • IMMANUEL KANT. “Observaciones acerca del Sentimiento de Lo Bello y de Lo Sublime  (1764)”. 
    Alianza Editorial, 2008

  • CÉSPEDES DEL CASTILLO, GUILLERMO. “Historia de España, dirigida por Manuel Tuñón de Lara. 
    VI América Hispánica (1492 – 1898). Ed. Labor, Madrid 1985.
  • TROTSKY, LEÓN. “Historia de la Revolución Rusa”. Ed. SARPE, Madrid 1985.
  • “Historia del Mundo Contemporáneo”. Antonio Fernández. Ed. vicens-vivives. Barcelona 1988.

  • ENGELS, FEDERICO. Origen de la familia, la Propiedad  privada y el Estado. Ed. Cártago. 
    Argentina, 1986

  • LUGONES, MARÍA. “HACIA UN FEMINISMO DESCOLONIAL”. ARTÍCULO APARECIDO EN HYPATIA,
     VOL 25, No. 4 (OTOÑO 2010)..
  • FEDERICI, SILVIA. “CALIBÁN Y LA BRUJA. Mujeres, cuerpo y acumulación originaria”. Ed. Tinta 
    Limón, Buenos Aires 2010
     

Traduce-Translate-Μετάφραση

Etiquetas

solidaridad internacional comunicación proletaria internacionalismo grecia solidaridad con lxs presxs chile contra la represión anticapitalistas acción directa textos protestas sociales Territorio Mapuche comunistas english estado español (españa-XPAIN) lucha de clases Alemania internacionalismo proletario méxico Argentina Shile detenidas memoria francia presos políticos Venezuela okupacion por el comunismo / por la anarquia EEUU Italia Palestina Rojava guerra de clases migrantes noticias solidaridad proletaria internacionalista Ukrania anarquistas antipatriarcado contra el trabajo disturbios feminismo kurdistán Siria anticarcelario fotos oaxaca policía asesina solidaridad proletaria contra caridad cristiana Barcelona Turkia análisis contra el capital contra el nacionalismo contra la democracia contra la patria expropiación guerra social huelga de hambre huelga general huelgas insurrección pintadas refugiados 1º de mayo Mediterráneo UK Uruguay antifascismo contra el estado policial contra la sociedad cárcel defensa de la tierra desalojos son disturbios francés guerra a la guerra lucha obrera lucha proletaria lucha revolucionaria trabajadores y estudiantes Ecuador Egipto Polonia Rusia atentados bélgica contra el reformismo y el oportunismo contra las elecciones euskalherria reflexión revueltas trabajadores en lucha violencia revolucionaria Catalunya Chequia Israel Paraguay Portugal República Checa República Dominicana ZAD américa del sur antimilitarismo de clase antimperialismo antinazis brasil brigadas internacionales caribe contra la burguesía contra la iglesia católica contra la religión contra las fronteras contra las ongs cuba desaparecidos despidos extradicción grupos autónomos historia indepedencia de clase libertad para todxs lucha social no borders pegatas perú protestas revolución comunista revolución social sabotajes saqueos solidaridad de clase un patriota un idiota América del norte Bosnia Bulgaria CNA China Claudio Lavazza Corea del Norte DIY Filipinas Flora Sanhueza G20 Gabriel Pombo da Silva Golpe de estado India Liberia Marco Camenish Portland Punki Mauri Presente! RIF Sebastian Oversluij Suiza Tunez Túnez Val di susa Vietnam Zaragoza angry antidesarrollismo antirracismo ateismo autodefensa autonomía de clase barrios proletarios berlín caja de resistencia ccf censura contra el fascismo contra el fracking contra el mundial de fútbol contra la guerra contra la reforma laboral contra la unidad nacional contra las olimpiadas derecho de autodeterminación derrotismo revolucionario donbass día del joven combatiente encuentros exilio feminicidio feria indymedia ioannina irak jornadas anárquicas kobane latinoamérica marruecos minería mujer no Tav normalistas organización organización anarquista proletarixs internacionalistas propaganda. affiche revolución internacional revolución socialista san francisco santiago maldonado somos lxs nietxs de las brujas que nunca pudisteis quemar terrorismo África